Introvertido feliz en la playa

Lo bueno de ser introvertido

A veces podría parecer que lo bueno de ser introvertido no existe. Pareciera que la sociedad moderna está estructurada para premiar o impulsar más a aquellos individuos con personalidad extrovertida. Sin embargo, la personalidad introvertida cuenta con grandes virtudes y características.

En este post queremos que descubras todo lo bueno de ser introvertido. Si tienes éste tipo de personalidad te ayudará en tu camino de autoconocimiento y amor propio. Si conoces a alguien que es introvertido te ayudará a verlo y valorarlo con las grandes cualidades que tiene.

Comencemos definiendo de manera breve a los introvertidos. Un individuo introvertido es alguien introspectivo que disfruta del tiempo consigo mismo, es cauteloso, tranquilo y muy bueno para escuchar y observar todo a su alrededor. Lo que existe detrás de dichos comportamientos sólo es una mayor sensibilidad a los estímulos externos, que los hace agotarse en ambientes llenos de personas o ruido; por dicho agotamiento, es que suelen evitar dichos entornos.

Si quieres profundizar un poco más en la definición visita nuestro post de ¿Qué significa ser introvertido?

Introvertido en un viaje solo

8 Puntos que exponen todo lo bueno de ser introvertido

1. Practican mucho decir «No»

Aunque para muchos introvertidos puede seguir siendo un reto decir «No», la verdad es que lo practican mucho más que los extrovertidos por lo que les termina siendo más sencillo.

Un buen porcentaje de las veces que dicen que no a salidas con amigos o ciertas actividades son por supervivencia. Los introvertidos requieren recargar su energía en espacios de soledad, no les queda de otra.

Al final el punto positivo de ésto es que los introvertidos aprenden a usar su tiempo en cosas que de verdad les gustan. Será difícil que veas a un introvertido con agendas llenas sólo por complacer a los demás.

2. Tienen un autoconocimiento muy grande

La naturaleza introspectiva de aquellos con personalidad introvertida es maravillosa. Existe un grande y rico mundo interior en sus mentes. Además, los introvertidos conviven con ellos mismos una gran parte del tiempo en su día a día. Éstas características los lleva a conocerse a si mismos más que lo que se conocen los demás. Siempre se interesan por analizar sus propios pensamientos, los cómo y porqués detrás de sus deseos e ideas.

Su autoanálisis los lleva entonces a saber exactamente lo que les gusta y lo que no, y si algo no lo saben, ten por seguro que entonces están en el proceso de descubrirlo.

Autoconocimiento del introvertido

3. Son muy independientes

Lo bueno de ser introvertido es que puedes hacer casi todo por ti mismo. De hecho, los introvertidos lo prefieren de éste modo la mayoría de las veces. Son mucho más eficientes y creativos realizando actividades sin personas a su alrededor, así que naturalmente gravitan a realizar todo por su cuenta.

En la cultura occidental se suele señalar a los introvertidos por no «convivir» o «integrarse» en los grupos escolares o de trabajo, en lugar de celebrar la independencia con la que realizan las actividades.

Cuando esta independencia se traslada a otros ámbitos es donde adquiere algo de admiración. La independencia en el hogar, emprendimiento y relaciones son donde si se celebra un poco más ésta personalidad independiente y capaz de llegar a grandes lugares por si mismos.

4. Son amigos muy confiables

Como se explica en el inicio del post, la capacidad de escuchar y observar son características propias de las personas introvertidas. Éstas características los convierte en grandes amigos y compañeros con los que puedes contar. Siempre te escuchan y de forma muy atenta, de verdad de forma muy atenta.

Observan de manera inconsciente tus actitudes, tus gustos y son capaces de aprender fácilmente lo que te gusta y lo que no te gusta. Además, los introvertidos son entusiastas de las relaciones profundas, sin duda una de las cosas que muestran lo bueno de ser introvertido.

5. Se sientes felices en soledad

Existe un tabú en la sociedad acerca de la soledad. Se percibe como un mal término o sinónimo de tristeza o narcisismo. Sin embargo, los introvertidos nos enseñan que no hay nada más alejado de la realidad que eso.

Los introvertidos aman la soledad, se sienten contentos, plenos y felices en sus momentos de soledad. La mayoría no se sienten atados a algo o alguien para sentirse bien, para sentirse felices. Sin duda alguna, éste es un punto muy bueno. Las relaciones que crean son porque de verdad les interesan, porque las están eligiendo.

Actualmente todavía existe un camino que como sociedad tenemos que recorrer para dejar de ver a los introvertidos como bichos raros porque se sienten felices en soledad. Al final de cuentas, el que sean felices en sus espacios de soledad no implica que no sean grandes amigos, parejas y familiares.

6. Viajan y hacen actividades solos

Un punto muy parecido al anterior pero enfocado a las actividades que se pueden realizar. Muchas personas no realizan actividades de forma solitaria porque les da miedo, vergüenza o les importa demasiado el que dirán los demás.

Los introvertidos asisten solos al cine, restaurantes, parques y muchos más lugares; simplemente porque quieren hacerlo, y lo disfrutan igual que si fueran con más personas.

Sin duda, éste es un punto que podemos aprender de ellos. No dependamos de tener compañía para disfrutar de aquello que queremos.

7. Son misteriosamente atractivos

Hay que admitirlo, las personas introvertidas tienen un cierto encanto debido a esa aura de misterio que los rodea. Rara vez hablan de su vida personal, son independientes, amables y pareciera que los conoces pero a la vez no sabes nada.

De forma inconsciente llaman la atención de muchas personas que quieren saber más de ellos y de su vida, que quieren conocerlos. Es como si las demás personas quisieran ser invitadas al mundo tan grande que vive dentro de ellos y donde parece que se la pasan muy bien.

Si eres introvertido y no te sabías de ésto, pon más atención a tu alrededor. Tal vez haya más de una persona interesada en ti que valdrá la pena conocer.

8. Obtienen satisfacción de sus hobbies

Hasta ahora hemos visto grandes cualidades de los introvertidos como su independencia y autoconocimiento, pero también hablemos de su automotivación. Éste punto se puede ver reflejado en sus hobbies.

Es común que a los introvertidos les hagan preguntas acerca de cómo le hacen para realizar tantas actividades. Y la respuesta no es otra más que lo disfrutan. Al estar en su mundo interior gran parte del tiempo los podrás ver teniendo diversos hobbies, correr, leer, pintar, escribir, patinar, etc.

Lo bueno de ser introvertido es que puedes obtener bastante satisfacción de dichos hobbies, lo cuál te lleva a sentirte pleno y feliz. De verdad los disfrutan, no lo hacen por obligación ni porque estén aburridos.

lo bueno de ser introvertido disfrutando

Esperamos que hayas aprendido sobre todo lo bueno de ser introvertido. No todo es malo, como comúnmente nos hacen creer.

Al final, la introversión no es más que un rasgo de la personalidad que no debería de ser juzgado. Ser introvertido es tan bueno como ser extrovertido. Todas las personas somos única y tenemos nuestra propia personalidad con sus ventajas y desventajas.

¡Que todos brillen con su propia luz!

¡Búscanos en Facebook e Instagram para más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.