Mitos sobre los introvertidos

10 mitos sobre los introvertidos

En la actualidad existen muchos mitos sobre los introvertidos que se tienen que dejar de creer. Si tu al igual que yo eres una persona introvertida, es muy probable que las interacciones sociales te agoten y requieras tiempo en soledad para recargar tu batería. Esta característica es una de las principales por las que se habla de los introvertidos como personas tímidas, miedosas o asociales.

Todas las creencias erróneas sobre las personas introvertidas necesitan ser derribadas. Al final de cuentas la introversión no es más que una característica de la personalidad que no tiene absolutamente nada de malo.

10 mitos sobre los introvertidos que hay que cambiar:

1. No hablan

Uno de los mitos sobre los introvertidos más comunes es la creencia de que no hablan. Se cree que son callados y que no cruzan palabras con nadie.

La realidad respecto a este punto es que a los introvertidos no les gustan las pláticas superficiales. Además, regularmente sólo hablan cuando sienten que tienen algo que aportar o si se encuentran con personas de mucha confianza a su alrededor. También es muy común que los introvertidos piensen y analicen lo que escuchan y lo que van a decir. Esto también puede ayudar con la impresión de que no hablan, pues muchas veces solo están pensando lo que van a contestar.

Para nada es una realidad que no les guste hablar o que no sepan cómo hacerlo. Ahora sabes que algunas veces sólo están escuchando o pensando sus palabras. Observa cómo se comportan en sus círculos de confianza o cuando se habla sobre un tema que les apasione y verás la importante diferencia.

mitos sobre los introvertidos es que no hablan

2. Son tímidos

Sin lugar a dudas la creencia de que la introversión es lo mismo que la timidez es uno de los errores más comunes. Es uno de los mitos sobre los introvertidos el creer que todos ellos son tímidos.

Aunque existen similitudes en algunos comportamientos de las personas tímidas e introvertidas, la razón que se encuentra detrás de dichos comportamientos son totalmente distintos.

La principal característica por la que se confunden estos dos conceptos es por la poca socialización que tienen tanto los introvertidos como los tímidos. Sin embargo, la razón del porque socializan poco es distinto. Las personas tímidas tienen miedo a las interacciones sociales. Sienten que pueden ser ridiculizados o expuestos frente a todos; éste miedo los paraliza y no les permite socializar.

Los introvertidos por otro lado disfrutan socializar y saben como hacerlo, no existe miedo en hacerlo. Sin embargo, las interacciones sociales drenan la batería de los introvertidos. Los introvertidos deciden socializar menos para cuidar su batería, no se quieren sentir exhaustos. Su decisión es una preferencia, no un miedo ni una limitación.

La timidez tiene su origen en el miedo y se puede trabajar para mejorar e incluso eliminarla. La introversión por otro lado, es un rasgo de personalidad que no tiene nada de malo, es parte de las personas.

Aquí puedes consultar a fondo el concepto y explicación de ¿Qué es la timidez?

3. Odian a las personas

Las personas introvertidas requieren y disfrutan del tiempo en soledad, dicha preferencia es el origen de esta creencia. Pero al igual que en los puntos anteriores éste mito es una mala lectura sobre el comportamiento de los introvertidos.

Aunque es verdadero que disfrutan el tiempo en soledad, no es cierto que la causa sea porque odian a las personas. Como veíamos en el punto acerca de la timidez, las personas introvertidas si saben como socializar y lo disfrutan. Sin embargo, las interacciones sociales bajan sus baterías y para reponerlas NECESITAN pasar tiempo a solas, así es como generan o ganan energía.

Desechemos esta creencia de que los introvertidos odian a las personas. Si declinan alguna invitación o prefieren estar en casa algunas veces no lo tomes como algo personal. No es en contra de ti, es una necesidad personal que requieren satisfacer.

los introvertidos odian a las personas

4. Son groseros

La creencia de que los introvertidos son groseros se deriva del punto anterior. Es decir, creen que son groseros porque odian a las personas. Aquí existen dos puntos que hay que aclarar. El primero es que como vimos en el punto anterior, las personas introvertidas no odian a las personas. El segundo es la definición que se tiene sobre lo que es y lo que no es una grosería.

En la sociedad por lo regular es mal visto el declinar alguna invitación o el preferir estar en soledad sobre la compañía de más personas. Sin embargo, esta es una creencia que tiene que cambiar. Es un error el tomar estos comportamientos como algo personal o un ataque hacia la persona.

Al final de cuentas, la razón detrás no tiene que ver nada con las demás personas. Simplemente es una preferencia y necesidad personal de los introvertidos.

5. Son extraños

La forma de vivir la vida de los introvertidos puede ser un poco diferente a lo que se espera en la sociedad, sobre todo en la cultura occidental. Las personas introvertidas deciden llevar una vida más tranquila, rodeados de pocas personas y por lo regular no requieren o se ven en la necesidad de contar con la aprobación de los demás.

En realidad, a muchos introvertidos les gusta que los llamen extraños o diferentes. Se sienten orgullosos de seguir sus propias reglas y vivir bajo sus propios términos. Éste pensamiento creo que es muy valioso y una de las mejores cosas que podemos aprender de los introvertidos.

El pensar que los introvertidos son extraños tiene que ver más con la definición de la «normalidad» que con la forma de ser de los introvertidos. Aprendamos a aceptar que la vida puede ser experimentada de distintas formas. Todos somos distintos y aunque lo sabemos nos empeñamos en querer encajar todos en un mismo molde o camino de vida. Eso es un error.

Derribemos este mito de los introvertidos, y de paso aprendamos lo que nos están enseñando con su ejemplo. Vivamos de acuerdo a nuestras necesidades y gustos.

6. No les gusta salir a lugares públicos

Como se comentó con anterioridad las interacciones sociales drenan la batería de los introvertidos. Esta característica es la que alimenta la creencia de que no les gusta salir a lugares públicos, porque se agotarán, ¿cierto? Este puede ser uno de los mitos sobre los introvertidos que no suena tan descabellado, pues tiene una causa justificable. Sin embargo, si es una creencia errónea.

Una interacción social para los introvertidos es aquella situación donde se espera una acción de su parte hacia las demás personas. El estar en algún lugar público rodeado de personas no los agota porque no se espera que tengan que hacer algo con todos a su alrededor.

Por poner un ejemplo podemos visualizar un centro comercial, un cine o un festival de música. Todos pueden estar llenos de personas, pero no se requiere que interactúes con todos. Son actividades que pueden ser bastante placenteras para los introvertidos.

los introvertidos disfrutan los conciertos

7. SIEMPRE quieren estar solos

¿Los introvertidos disfrutan el tiempo en soledad?, SI. ¿Los introvertidos se agotan con las interacciones sociales?, SI. Entonces, ¿los introvertidos siempre quieren estar solos?, NO!

Como en cualquier cosa, el balance en nuestras vidas es importante. Lo mismo ocurre con los introvertidos, requieren del balance entre su tiempo de soledad y el tiempo de convivencia con las demás personas.

Los seres humanos somos criaturas sociales, ésto no es diferente en los introvertidos. Recordemos que la convivencia es buena y los introvertidos si la disfrutan. El hecho de que se agoten con las interacciones sociales no debe ser tomado como un sinónimo de que no la disfrutan. Piensa en alguien que le gusta correr. A pesar de que la disfruta no se va a desplazar corriendo a todos los lugares o va correr más horas de las que su condición le permita. Lo mismo ocurre con los introvertidos y las interacciones sociales.

8. Son nerds o más inteligentes

El hecho de pensar que los introvertidos son más inteligentes que el resto de la población es totalmente un mito. Existen varias características en las personas introvertidas que pueden dar la impresión de que son más inteligentes.

Una de ellas es que son más observadores y analíticos de su entorno y de lo que escuchan. Dicha característica los hace ver cosas que no todas las personas logran observar o entender de forma tan natural como lo hacen los introvertidos. Otra de las características es que son muy apasionados con los temas que les gustan, suelen conocer cada detalle alrededor de dichos temas. Si los escuchas hablar sobre sus temas favoritos no es difícil impresionarse con la seguridad y conocimiento que demuestran.

Sin embargo, ninguna de las características mencionadas significan que son más inteligentes que los demás. Son rasgos de su personalidad que a los ojos de los demás logran pasar como personas de mayor inteligencia.

9. No se divierten o son aburridos

El mito de que los introvertidos son aburridos se deriva de la creencia que para divertirse es necesario estar rodeado de personas y en ambientes ruidosos o lugares públicos. Sin embargo, las personas se divierten de un sin fin de formas distintas.

Alguien que está en su casa leyendo se puede estar divirtiendo igual que alguien que está en un club bailando. La sensación de diversión puede ser la misma, incluso cuando ambas personas estén realizando actividades totalmente diferentes.

Además, hay que recordar que los introvertidos si disfrutan las fiestas y reuniones. Así que incluso aunque la definición de diversión fuera salir a fiesta o reuniones, tampoco sería una aseveración cierta el decir que los introvertidos son aburridos.

persona aburrida

10. Se pueden «curar» y ser extrovertidos

Finalmente llegamos a uno de los mitos sobre los introvertidos que es más importante derribar. El hecho de que la introversión es algo «malo» o una enfermedad que se tiene que curar.

La introversión no es un problema ni un defecto en la persona, sólo es un rasgo de su personalidad. Es importante que se cambie este pensamiento en la sociedad. Muchas personas introvertidas escuchamos durante toda nuestra vida que hay algo mal en nuestra forma de ser. Esto genera inseguridades y baja autoestima, entre muchas otras cosas. Las habilidades sociales son herramientas que se pueden aprender, sin embargo, el conocerlas no te convierte en introvertido o extrovertido.

Aprendamos juntos, derribemos los mitos sobre los introvertidos y aceptemos a las personas como son, ser introvertido no tiene nada de malo.

Si crees ser introvertido o conoces a alguien que pudiera serlo, pero no estás seguro, puedes consultar nuestro artículo: ¿Qué significa ser introvertido?

También te recomendamos este test gratuito: 16 personalidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *