padres introvertidos

Padres introvertidos: 5 trucos para mantenerse en su mejor versión

Los padres introvertidos son probablemente algunas de las personas que sienten más culpa por requerir un espacio en soledad de vez en cuando. Si recordamos las características de alguien introvertido, podemos encontrar que son personas que prefieren los entornos tranquilos. Las interacciones sociales drenan su energía y se recargan en espacios en soledad. Además, son mas creativos y trabajan mejor por su cuenta que cuando están en entornos grupales.

¿Qué significa ser introvertido?

Si lo vemos a primera vista pareciera que la paternidad o maternidad no es precisamente el paraíso para alguien con personalidad introvertida. Los hijos requieren de atención 24/7, sobre todo cuando son recién nacidos. Esto puede generar algunos retos para los introvertidos.

Obviamente los padres introvertidos no son los únicos que encuentran desafiante esta etapa. Y por otro lado, también sabemos que es una etapa que se puede disfrutar como ninguna otra. En éste artículo nos centraremos en las sensaciones y sentimientos que pueden experimentar los introvertidos cuando se convierten en padres o madres. Son cosas que no cuentan abiertamente o que incluso se sienten avergonzados o culpables por sentir y pensar.

padre introvertido

5 Consejos que ayudarán a los padres introvertidos

1. Reevalúa tu tiempo en soledad

Alguien introvertido por lo regular busca espacio en soledad a lo largo de su semana para poder recargarse y sentirse pleno. Cuando un hijo llega a tu vida es un hecho que los espacios en soledad serán difíciles de encontrar en casa. Aunque ver crecer a tus hijos y pasar todo el tiempo con ellos es una de las sensaciones mas reconfortantes de la vida, es un hecho que la necesidad de espacio para recargarte te alcanzará en algún momento.

Lo más importante aquí es que seas consciente de que esa necesidad de espacio es algo completamente normal. Esto no quiere decir que no quieras a tus hijos o que no los quieras ver. Esto es el error más común y suele traer sentimientos de culpa o vergüenza.

Aquí es donde tienes que reevaluar el tiempo que pasas en soledad. Tus circunstancias son distintas así que tienes que encontrar otro espacio o actividad donde te puedas descomprimir y recargar tu batería. Por ejemplo, puedes incorporar en tus rutinas de ejercicio una caminata o tiempo para correr. Esta actividad es solitaria y te ayuda a sumar horas para ti.

Así como estas hay muchas más actividades que puedes hacer contigo mismo. Leer un momento al final del día, cocinar algunos días e incluso manejar por la ruta más larga de camino a casa.

Al final tu creatividad y tu necesidad de espacio personal te ayudarán a encontrar la mejor actividad y hueco en tu calendario. Lo importante es que no reprimas ni intentes eliminar dicha necesidad, de lo contrario terminarás exhausto y frustrado.

2. Organiza tu casa

Está comprobado que el mantener los espacios organizados y limpios ayudan al bienestar de las personas. Pero también los padres y madres saben que cuando llega un hijo a su casa no sólo llega una pequeña persona adicional a tu hogar. El bebé trae consigo una cuna, carriola, portabebés, juguetes, pañaleras y muchísimas cosas más.

Aunque se sienta como una tarea difícil es importante que te comprometas con el orden y la limpieza en tu casa. Los introvertidos suelen ser más sensibles a su entorno que el resto de las personas. Las cosas fuera de su lugar, el desorden y la suciedad son interpretadas en su cabeza como «ruido» y una sobreestimulación que incrementa las probabilidades de sentirse agobiado o cansado.

Una recomendación para que logres este punto es el libro «La Magia del Orden» de Marie Kondo. En este libro puedes encontrar algunas herramientas muy útiles para poner orden en tu casa de una forma sencilla, práctica y muy eficiente.

Comprar aquí

3. No descartes las salidas de tu casa

Al inicio del artículo hablábamos que una de las características de los introvertidos es que prefieren los entornos tranquilos. Este entorno suele ser la casa, pero cuando los hijos llegan a tu vida puede que esto cambie un poco; sobretodo cuando son bebés o niños.

Al igual que con el tiempo en soledad es importante reevaluar cuales son los ambientes tranquilos en los que puedas pasar más tiempo. No compres la idea de que te gustaba estar en casa, más bien, te gustaba estar en un entorno tranquilo.

Las salidas al parque pueden ser un gran plan para los padres introvertidos. No tienen que ir solos necesariamente, se puede aprovechar para que los bebés también reciban algo de aire fresco. Salirte de la rutina, de las actividades y responsabilidades que se tienen en casa te ayudarán y darán un respiro.

4. Levántate temprano

Cuando eres padre o madre estas acompañado prácticamente todo el día y todos los días, principalmente cuando los niños aún no entran a la escuela o están de vacaciones. Esto significa cero espacio en soledad para los padres introvertidos, lo cual los puede llegar a saturar.

Levantarse temprano, antes que nadie en la casa es una solución sencilla que te ayuda a encontrar un espacio en soledad para ti. Incluso si no eres de las personas que suelen madrugar, créeme que el contar con este espacio para hacer lo que te plazca te ayudará de forma importante.

Puedes hacer lo que quieras en este espacio, no tienes que salir a correr, hacer yoga o meditar de forma obligatoria (aunque son actividades muy benéficas para la salud). Incluso si quieres tomarte un café en la comodidad de tus cobijas, ver un capítulo de tu serie favorita o escuchar el radio ayudan. El objetivo es que sea un espacio para ti, y solo para ti.

Que mejor forma de comenzar el día que recargando tus baterías. Tu y todas las personas a tu alrededor lo agradecerán. Al final de cuentas el contar con tu espacio personal es una forma de traer a flote tu mejor versión.

mañana en la ciudad

5. No tengas miedo a negar o retrasar algunas visitas

La alegría de traer al mundo a un hijo o hija es una felicidad tan grande de la que todos quieren participar de alguna u otra forma. Además de la gran dicha de los nuevos padres, hay una larga lista de personas que quieren conocer y dar la bienvenida a tus hijos e hijas. Desde los tíos, tías, abuelos, abuelas, amigos, vecinos y hasta compañeros de trabajo se quieren dar cita en tu casa, sobretodo durante los primeros meses.

La felicidad de esos momentos es innegable pero tampoco podemos negar que es un poco abrumador para los padres introvertidos. Sobre todo si tomamos en cuenta que tanta estimulación agota al introvertido de forma más rápida que a las demás personas.

Es importante que protejas los tiempos que necesitas para estar en tu mejor versión. Si esto implica el declinar o retrasar algunas visitas de familiares y amigos, está bien. Eso no significa que no quieres que conozcan a tu bebé o que es algo maleducado de hacer. Al contrario, las personas que quieren compartir tu dicha son personas que te aman. Si les dices que requieren algo de espacio o que descansarán por un día, créeme que te entenderán sin ningún problema.

Programa las visitas de acuerdo a tus necesidades personales y de tu familia que atraviesa por un cambio importante.

Conclusión sobre los padres introvertidos

La paternidad y maternidad son etapas muy hermosas pero también desafiantes. El mundo cambia totalmente y es importante que sepas adaptar tus necesidades personales a los nuevos espacios y horarios con los que cuentas.

No debería de existir pena o culpabilidad cuando tengas necesidad de un respiro. Escúchate a ti mismo y honra tus necesidades. Al final de cuentas, es la mejor manera de ser tu mejor versión. No hay mejor ejemplo para un hijo o hija que un padre y madre que viven en plenitud y honrando lo que son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *