estrés en los introvertidos

Situaciones laborales que provocan estrés en los Introvertidos

Los espacios de trabajo se han convertido en los últimos años en lugares propicios para desarrollar estrés en los introvertidos. Los espacios abiertos de oficina y las reuniones constantes favorecen a aquellos con personalidad extrovertida. Por el contrario, los introvertidos comúnmente sienten su energía drenarse en éste tipo de espacios abiertos.

En este post te voy a contar sobre algunas situaciones laborales que provocan estrés en los introvertidos.  Si eres introvertido, espero que te identifiques con algunos de estos puntos y nos cuentes que otra cosas son estresantes para ti en los lugares de trabajo. Aunque si no eres introvertido, igual recuerda que siempre podemos apoyar y cambiar nuestra perspectiva sobre ese compañero o persona introvertida que conocemos.

4 Situaciones de estrés en los Introvertidos

Fiestas y eventos de networking

Tal vez este es uno de los puntos más obvios y por el que muchos introvertidos son reconocidos. Sin embargo, creo que es importante dejar claro el porque éstos eventos suelen ser estresantes para aquellos con personalidad introvertida.

Lo primero que hay que aclarar es que los introvertidos no «odian» a las personas, ni tampoco tienen miedo a socializar. Siempre me gusta enfatizar en ésto porque la introversión suele confundirse con la timidez o fobia social.

Puedes encontrar la información detallada sobre las características de la introversión en este post: ¿Qué significa ser introvertido?

Los introvertidos son personas introspectivas: Piensan antes de hablar, analizan lo que están escuchando y lo que están viendo, algunos incluso son más sensibles a los estímulos a su alrededor. Todas éstas cosas terminan agotando a los introvertidos en las fiestas y eventos de networking, es como si su batería interna se terminara. Una vez que se terminó ésta batería no hay otra opción más que recargarse en soledad.

No hay duda en que puedan cumplir con el evento, sin embargo, si puede ocurrir que su tiempo ahí sea corto; sobre todo si son eventos frecuentes o de mucha duración.

estrés introvertido

Trabajar demasiado con compañeros y/o jefes MUY extrovertidos

Los extrovertidos no son una molestia para los introvertidos en la vida en general. Sin embargo, cuando hablamos del entorno laboral tenemos que analizar las situaciones en las que cada persona es más eficiente. En el caso de los introvertidos, suelen concentrarse mucho más y ser más creativos cuando trabajan por su cuenta. Cosa contraria a los extrovertidos, que se motivan exponiendo sus ideas o colaborando con más compañeros.

La situación de estrés en los introvertidos es el que los compañeros o jefes deseen que se trabaje siempre a su ritmo o en sus formas; eso termina por «quemarlos» y provocando que su eficiencia, raciocinio y creatividad se disminuya de forma considerable.

Una persona introvertida es mucho más eficiente trabajando y analizando por su cuenta, para después mostrar los resultados y hallazgos. De igual forma serán mas creativos pensando en ideas por su cuenta que en una sesión de lluvia de ideas con muchos compañeros.

Esto no quiere decir que un introvertido no tenga que socializar o trabajar en equipo. Lo que si tenemos que quitar es el estigma de que sea mejor la forma de trabajar colaborativa a la individual.

Viajes de trabajo y seminarios

Los viajes de trabajo son deseados por muchas personas, sobretodo en sus años iniciales de carrera. Pero ésto podría no ser tan cierto para los introvertidos y es que el principal problema en los viajes de trabajo y seminarios es la escasez de tiempo de soledad.

Los introvertidos requieren de un periodo de tiempo a solas para recuperar su batería social; y siendo sinceros es muy complicado encontrarlo en un viaje de trabajo. Un itinerario común en un viaje de trabajo es: desayunar con tus colegas, atienden los temas del trabajo, comen juntos, vuelven al trabajo, salen a cenar o a ciertas reuniones de networking y así son todos los días. Algunos incluso comparten habitación con sus compañeros lo que los deja sin tiempo para descomprimirse y descansar.

Una vez más vale la pena aclarar, ésto no quiere decir que no puedan viajar o asistir a seminarios. Lo pueden hacer con el esfuerzo o agotamiento que conlleve; pero ahora que sabemos que requieren de tiempo a solas, tal vez los podemos dejar que coman o cenen por su cuenta de vez en cuando.

Llamadas por teléfono (sin duda causan estrés en los introvertidos)

Un punto que al igual que el primero puede que sea de los más característicos de los introvertidos. Las llamadas de trabajo por teléfono causan un estrés en los introvertidos por el tren de pensamientos que se desatan en su cabeza después de la llamada. No es tanto el hecho de hablar o el horario (que si son factores, pero creo que no los más importantes).

Como comentaba en los puntos anteriores, alguien con rasgos de introversión es muy introspectivo y analítico. Los introvertidos buscamos el porque de las cosas y creamos muchos escenarios en nuestra cabeza por cada punto que tenemos que resolver.

Entonces, cuando llega una llamada a tu móvil ocurre lo siguiente:

  1. Se interrumpe lo que se está haciendo (que luego se tardará en retomar el ritmo o pensamiento en el que haya estado)
  2. La mente crea escenarios de posibles causas por las que pueden estar llamando.
  3. Se contesta y atiende la llamada. Aunque sea por llamada, los introvertidos usan su batería social para hacerlo, no sólo se usa cuando se socializa de forma presencial.
  4. Termina la llamada y se queda pensando en las formas de resolver lo que sea que le hayan comentado. Esto incluye escenarios para resolver, posibles causas, mover prioridades, ajustes en calendario, personas que hay que contactar, entre otras muchas más.

Todo ese tiempo y esfuerzo termina cobrando factura en la batería del introvertido. Si las llamadas son frecuentes o fuera de horario laboral (donde podría estar recargándose en soledad) sólo empeoran el efecto.

Estres por llamadas

Conclusión

En conclusión, creo que es importante que se hagan visible las distintas formas de trabajar que existen. No todos se sienten motivados ni eficientes con las mismas condiciones. Respetemos al compañero que no quiera ir un día a comer con los compañeros, al igual que respetamos a aquel que organiza las reuniones.

Todos son valiosos, y en un lugar de trabajo es fundamental encontrar las formas y situaciones que nos garanticen la máxima eficiencia laboral de cada uno de los colaboradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *